RECOMENDACIONES PARA EL CONTROL DE DIARREAS COLIBACILARES (COLIBACILOSIS) TRAS LA RETIRADA DEL ÓXIDO DE ZINC


El Óxido de Zinc ha sido hasta la fecha un gran aliado para los productores de porcino, ya que su alto poder para controlar las diarreas producidas por la bacteria Escherichia coli, garantizaba la tranquilidad en los momentos críticos de aparición de diarreas, como son el destete y la entrada al cebo.

 

La actual presión medioambiental europea que describe al Zinc como un contaminante potencialmente tóxico, además de haber estudios que le responsabilizan del desarrollo de resistencias frente al uso de antibióticos en las infecciones por Staphyloscoccus aureus, apuntan que la retirada del Óxido de Zinc será efectiva en breve.

 

Una buena salud intestinal y un buen manejo de animales e instalaciones son las medidas más eficaces frente a las temibles diarreas causadas por E.coli.

 

Desde Additives for Farming queremos aportar nuestra breve revisión sobre las medidas que consideramos más importantes para que la retirada del Óxido de Zinc, a la que se verán en un breve periodo de tiempo obligados los productores de porcino, no les suponga un problema. 

E. coli afecta principalmente a los lechones lactantes
E. coli afecta principalmente a los lechones lactantes
coli b hemolítico
coli b hemolítico

Medidas de Manejo tras el destete:

 

  • Control de condiciones ambientales: Una temperatura constante y confortable, así como un ambiente seco contribuyen a disminuir la incidencia de diarreas por E.coli.
  • Desinfección y limpieza: Un buen programa de limpieza y desinfección de las instalaciones permiten reducir considerablemente la contaminación ambiental por E.coli así como de otros patógenos.
  • Vacunación frente a E.coli:  Llevar a cabo una vacunación rutinaria en madres, sobre todo en primerizas, ayuda a controlar la infección en lechones. 
  • Retraso en el destete: Destetar a los animales con unos días más, y por tanto con algo más de peso, es también un factor que actúa positivamente en el control de la aparición de diarreas postdeste.
  • Asegurar un correcto suministro de agua en los postdestetes para que el lechón pueda recuperar a la mayor brevedad posible el balance hídrico. 
  • Acostumbrar enzimáticamente al lechón bajo la madre dando de comer poca cantidad y varias veces desde el 5°-7° día de vida hasta el destete

Medidas manejo de la nutrición tras el destete:

 

  • Incluir en la dieta un aporte de Fibra Insoluble favorece el tránsito intestinal, además de generar como consecuencia de su fermentación butirato, el cuál contribuirá al control de la población bacteriana. 
  • Sin embargo, una alta cantidad de Fibra Soluble en el pienso no es recomendable pues provocará una quimo más viscoso, que favorecerá el crecimiento de E.coli.
  • La modificación de la concentración de Proteína Bruta de las fórmulas es necesaria al retirar el ZnO; de lo contrario favoreceríamos a una alcalinización del medio intestinal y por tanto la proliferación de agentes bacterianos.
  • También es interesante valorar la calidad de la Proteína incorporada, ya que el aporte de proteína de alto valor biológico reducirá el riesgo de diarreas colibacilares.
  • Contemplar un incremento en el aporte de aminoácidos tanto esenciales como no esenciales, permitirá promover un mejor desarrollo de las defensas y del tejido intestinal, lo que actuará beneficiosamente tanto en el control antibacteriano, como en el engorde de los animales. 
  • A pesar de que el conjunto de medidas contempladas anteriormente sean eficaces frente al control de Escherichia coli, para lograr una eficacia máxima es necesaria la incorporación de productos sustitutos del Óxido de Zinc.  

Por eso en AFF hemos diseñado ACIDCONFORT, que con su alto poder antibacteriano garantiza el control absoluto de las diarreas postdestete.


SEGURIDAD INTESTINAL Y EFICACIA