INFLUENCIA DEL TAMAÑO DE PARTÍCULA Y LA PRESENTACIÓN DE LOS PIENSOS EN MONOGÁSTRICOS

 

 

AVICULTURA


A. Tamaño de partícula:

A pesar de que  tamaños de partícula finos (<600µm)  estimulan un mayor consumo de pienso mejorando  la productividad, también dan lugar a una alta velocidad de tránsito intestinal, un menor desarrollo de la molleja y de la actividad enzimática  e incremento de la posibilidad de adhesión bacteriana, favoreciendo así la aparición de procesos entéricos.

 

Tamaños excesivamente groseros de partícula (> 1000µm) perjudican la productividad ya que dan sensación de saciedad y disminuye el consumo.

 

Tamaño ideal de partícula 600 y 700 µm. Este tamaño permite un mayor tiempo de retención del alimento en el aparato digestivo. Esta menor velocidad de tránsito estimula un desarrollo adecuado de la molleja y de la actividad enzimática, y reduce la capacidad de adhesión de las bacterias, reduciendo el riesgo de desarrollarse desórdenes gastrointestinales.

 

B. Presentación del Pienso:

El granulado del pienso estimula de forma significativa el consumo de pienso y por tanto mejora el rendimiento de la producción. Sin embargo, da lugar a un menor tamaño de molleja e intestinos y menor funcionalidad de los mismos, por lo que favorece la aparición de procesos entéricos.

 

La presentación del pienso en forma de Migajas y/o  Harinas conlleva un menor consumo y en consecuencia peores resultados productivos, no obstante,  estimulan mucho más el desarrollo del aparato digestivo y por eso dan lugar a menor incidencia de diarreas.

 

C. Conclusión:

Tamaños de partículas groseros, entre 600 y 700 µm y la presentación del pienso en forma de migajas o en harina contribuyen a un menor desarrollo de procesos digestivos.

PORCINO


A. Tamaño de partícula:

A menor tamaño de partícula se consigue una mayor digestibilidad de los nutrientes y por tanto un mejor Índice de Conversión (IC) y una mejor Ganancia Media Diaria (GMD).

 

Sin embargo, cuanto más fino es el tamaño de la partícula se observa una mayor incidencia de problemas digestivos (úlceras, colitis…) a la vez que aumenta la prevalencia de Salmonella en las canales.

 

Con un tamaño de partícula más grosero se previenen problemas digestivos y se reduce la presencia de Salmonella en las canales.

 

Las recomendaciones según la edad de los animales son las siguientes:

Lechones: 400µm  //  Cebo: 500µm  // Cerdas:  700µm

 

B. Presentación del pienso:

Está comprobado que el pienso granulado consigue obtener un mayor rendimiento de la producción, pero sólo en los primeros días tras el destete.

 

Conforme avanza la edad de los animales la granulación no repercute positivamente en el rendimiento, sino que da lugar a daños en la mucosa digestiva, procesos entéricos y una mayor prevalencia de Salmonella en las canales.

 

La presentación en forma de Harina no presenta diferencias en cuanto a mejoras de digestibilidad y mayores rendimientos una vez pasado el destete además de reducir la incidencia de alteraciones digestivas.

 

C. Conclusiones:

En los lechones recién destetados la presentación en forma de gránulos entre 3 y 4 mm mejora el rendimiento de los animales.

 

Para la alimentación durante el resto de etapas de la producción es preferible  la presentación en forma de harinas y un tamaño de partícula grosero (400µm – 800 µm)  para reducir el riesgo de diarreas y alteraciones digestivas.



A LA CABEZA EN LA PREVENCIÓN DE ESTREPTOCOCIAS

Su alta eficacia nos garantizará un control muy eficaz de la infección (Streptococcus y Clostridium) y una mejora de los índices productivos.